10 Reglas de la Magia para ser un buen ilusionista

Quiero partir contándoles una anécdota familiar. A Gaspar, mi hijo menor, que tiene 4 años, le encanta la magia y me ha pedido que le enseñe a realizar unos juegos. Así que saqué de mis maletas de materiales, algunos trucos fáciles para que sienta el placer de crear una ilusión en los demás. Los practicamos juntos. Siempre me presta mucha atención, pues trata de copiar todo lo que digo y hago.

Un día vino un primo, y mi hijo quiso mostrarle muy orgulloso, las magias que había aprendido. Al terminar de hacerlas, mi primo, después de aplaudirlo, le pregunto que como lo hacía. Era una pregunta de cortesía para resaltar el poder mágico del pequeño ilusionista. Y Gaspar comenzó a revelar el truco. ¡Error del maestro!, no le había enseñado las reglas de la magia. Luego, le expliqué, que no debía revelar el secreto, y que cuando alguien le preguntara de como hacía eso, el debía responder: “Lo hago porque soy mago”.

Por eso, aquí quiero ofrecer mi opinión, respecto a cuáles creo que son las principales reglas de la magia.

Photo by Jakob from Pexels

1._ Practicar antes de actuar

Como dice el dicho: “la práctica hace al maestro”. Debemos siempre hacer muchas veces el juego de magia antes de presentarlo al público. Y cuanto más avancemos, más filtros debemos sumar a nuestra práctica consciente

2._ No reveles el secreto, ¡nunca!

Lo más bonito de la magia es sacar al otro de las reglas de la naturaleza. Si la ley de gravedad hace que todos los cuerpos se dirijan al centro del cuerpo que tiene mayor masa, y este objeto está flotando, rompiendo esa ley, ¿por qué voy a romper la ilusión que está en la mente del espectador? Guardemos ese tesoro, el público también lo va a agradecer.

3._ No repitas el mismo juego al mismo público

La audiencia ya ha visto la magia y ha experimentado el asombro de un juego. Cuando lo repites, van a ocurrir dos cosas: 1. No se van a asombrar, pues ya saben lo que ocurrirá. 2. Pondrán atención a los pasos previos, para resolver el misterio. Mejor, nutre tu repertorio.

4._ No digas lo que va a suceder

Si dices lo que sucederá, pasará lo mismo que explique en el punto anterior: no habrá asombro y pondrán atención al como lo haces, más que a lo que haces.

5._ Se lo más natural posible

Esto es una consecuencia de tu trabajo previo. Cuanto más practicas tus juegos, la parte técnica la asimilas mejor. Como ya no estarás con la preocupación de si se te nota la trampa, tu personalidad natural saldrá a flote, dándote la oportunidad de interactuar mejor con tu público. Por eso el maestro Arturo de Ascanio decía que la mejor técnica es la que no se ve.

6._ Si te equivocas, no pasa nada. Guarda la experiencia y vuelve a practicar

Es triste equivocarse, a veces traumático, pero la vida es así. Los errores nos hacen más sabios, más precavidos, más humildes, en fin, mejores personas. En nuestra cultura exitista, poco hablamos de las caídas, pero el tamaño de los logros tiene directa relación con la cantidad de veces que se ha intentado. Si te equivocas, en verdad no pasa nada. No somos tan importantes en la historia. Y recuerda, ¡Ningún mar en calma hizo experto a un marinero!

7._ Respeta a tu público

Sin ellos, nuestro actuar, nuestra práctica, no tiene sentido. Nuestro objetivo debe ser crear asombro, no molestia. Debemos darle el valor que se merecen. Para ello debemos estudiar muchas cosas, no solo magia. Por ejemplo, si mi magia es para niños y niñas, entonces deberé estudiar algunas cosas de su psicología, de sus gustos, entre otras cosas. Respetar al público no solo tiene que ver con tratarlos de buena forma, sino, de darle el peso que tiene y entregarle lo mejor. Darles la mejor versión de mi mismo

8._ Cree en la magia

¡Que contradicción! Conocemos el truco, la pillería, y ¿cómo creeremos en la magia? Fácil, primero saliendo del centro, para creer que lo que hacemos, lo que sale de nosotros, tiene vida propia. Esto tiene mucho que ver con el planteamiento hermenéutico de Paul Ricoeur. Lo que uno hace es una parte del historia, lo que el otro ve e interpreta, dándole sentido a su vida, es la otra parte, donde ocurre la magia. Siendo espectadores de lo que va ocurriendo fuera de nosotros, veremos la verdadera magia.

9._ Se humilde

He parodiado al artista por medio de un personaje que he creado, le he llamado Diego. Di EGO, y ahí aparece. El EGO es el mayor enemigo que podemos tener. Nos enceguece y no nos deja crecer. Lo contrario es la humildad. Esta nos hace ser itinerantes en un mundo de constante cambio. Nos hace estar atentos y dispuestos a abandonar lo que no nos sirve. Un ejercicio muy bueno es, después de algún espectáculo, conversar con el público, pidiéndole sus observaciones. Así, aceptarás críticas y consejos del público en general.

10._ Vuelve a practicar

Recuerda, la práctica hace al maestro.

Recuerda estas reglas que serán de gran ayuda para ser un(a) gran ilusionista.

Por último, quiero citar al Principito, que tantas luces nos da:

El segundo planeta estaba habitado por un vanidoso:

– Ah! Ah! ¡He aquí la visita de un admirador! – exclamó de lejos el vanidoso en cuanto divisó al principito.

Porque, para los vanidosos, los demás hombres son admiradores.

– Buen día – dijo el principito. – Tiene usted un extraño sombrero.

– Es para saludar – le respondió el vanidoso. – Es para saludar cuando me aclaman. Lamentablemente no pasa nunca nadie por aquí.

– Ah sí? – dijo el principito sin comprender.

– Golpea tus manos una contra la otra – sugirió entonces el vanidoso.

El principito golpeó sus manos. El vanidoso saludó modestamente levantando su sombrero.

– Esto es más divertido que la visita al rey – se dijo el principito. Y siguió golpeando sus manos una contra la otra. El vanidoso volvió a saludar levantando su sombrero.

Después de cinco minutos de ejercicio, el principito se cansó de la monotonía del juego:

– Y para que el sombrero se caiga – preguntó – qué hay que hacer?

Pero el vanidoso no lo escuchó. Los vanidosos nunca escuchan más que las alabanzas.

– Me admiras realmente mucho? – le preguntó al principito.

– Qué significa admirar?

– Admirar significa reconocer que soy el hombre más hermoso, mejor vestido, más rico y más inteligente del planeta.

– Pero si estás solo en tu planeta!

– Dame ese gusto. ¡Admírame de todos modos!

– Te admiro – dijo el principito encogiéndose de hombros – pero para qué te puede eso interesar?

Y el principito se fue.

Los adultos son decididamente muy extraños, se dijo simplemente a sí mismo durante su viaje.

Recuerda dejar algún comentario. Un abrazo

6 thoughts on “10 Reglas de la Magia para ser un buen ilusionista”

  1. Paola dice:

    Que importante es escuchar la experiencia de otros… si bien mi quehacer no se vincula con la magia, si al enseñar recurro a la ilusión y la focalización de la atención, por ello tiene gran sentido.
    Creo que, no importando el área de desarrollo vocacional, todos y todas debemos cumplir estos 10 ideales.
    En educación en particular, que es donde me desempeñó, me parece muy pertinente poder transmutar estos 10 ideales al contexto aulico:
    1-. Prepara tu clase, desarrolla material coherente, práctica y refuerza tus habilidades y conceptos antes de impartirlos.
    2-. Nunca hagas creer a otro que es imposible, no débeles las limitaciones de los educandos.
    3.- Crea, innova y diversifica tus estrategias de enseñanza.
    4-. Anticipa, produce seguridad en tus estudiantes, muestra el canino correcto.
    5-. Se natural, cercan@, muéstrate compasiv@, entrega contención.
    6-. Utiliza el error como parte del proceso. Enmienda tus propios errores y permite que tus alumnos se equivoquen.
    7.- Respeta a tu educandos. Gánate limpiamente su respeto. Muéstrales que el respeto mutuo es pilar para el desarrollo socio emocional.
    8-. Cree en la magia, todos disfrutamos cuando ocurren cosas maravillosas e inesperada en nuestras vidas, incluye esta ilusión en tu aula. Cree en el potencial de cada uno de tus estudiantes. Cree que es posible.
    9-. Se humilde, aprende y comparte saberes, muéstrate segur@ de tu saber pero capaz de aprender de otros y de considerar otras formas diferentes a tu ideal.
    10.- práctica, solo ejerciendo diariamente de una manera óptima tus rol puedes seguir fortaleciendo tus habilidades. Se autocritico y avanza.

    Gracias Claudio por permitirme, gracias a tu trabajo, analizar mi labor en el aula.

    Cariños y por favor sigue compartiendo material!

    1. Que hermosa reflexión Pao. Llevaste estás reglas a otro ámbito. Te felicito. Gracias a ti por entregar-regalar tu vida a los niños y niñas, y enseñarles con humildad. Y, también, gracias por pertenecer a la Comunidad Magicuentos. Que los espacios de enseñanza aprendizaje tengan Sabor a Recreo @consaborarecreo

      1. Paola dice:

        Gracias amigo! Estamos caminando juntos en este bello mundo de los niños y niñas y su aventura de aprender! ❤️ Gracias por tu trabajo siempre de calidad!

        1. Como dices, Pao, aprender es una gran aventura.

  2. Benjamin dice:

    Gracias por la información. Me resulta muy útil, ya que estoy empezando en la magia. Saludos

    1. De nada Benjamín. Espero que este blog te ayude de forma integral a tu proceso de aprendizaje mágico. Un abrazo y bienvenido a Comunidad Magicuentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *